martes, 3 de noviembre de 2009

El diario de garinoska hoy: Reflexionando mis decisiones



No sé ni por donde comenzar esta entrada, supongo por cómo me siento; pero la pregunta es esa ¿cómo me siento? No sé; vulnerable, indecisa como mi estado de ánimo de hoy, voluble… quisiera decir que solo es por mi menstruación, esos días que odio; o mi malestar, pero no, es algo mas y no tengo respuesta para sentirme así, supongo que es uno de esos días donde nos paramos con el pie izquierdo y pisando mal todo el resto día.


Y precisamente hoy tenía que sentirme así, indecisa, vulnerable; llevaba ocho días sin hablar con mi Señora, ayer apareció en comentario suyo y me contente de verlo pensé que se comentaría al Messenger, al final no fue así, pase otro día en silenció en la espera…


Hoy esa espera termino, el sentimiento de la impaciencia se desvaneció, me alegre poder saludarla, hablarle, saber que estaba bien, pero mi estado de amino era deplorable Ella lo noto, estoy segura de ello, pensándolo ahora asido la conversación más fría que hemos tenido, me sentía tan vulnerable, y son esos estados de amino que detesto sentir y más cuando estoy hablando con Mi Señora, recibí una orden suya; debía colocarme el collar, lo hice, fue reconfortante sentirlo en mi cuello, esa una sensación placentera, que me recorre todo el cuerpo, ni mente y cuerpo cambia automáticamente; la segunda parte de la orden era quitarme la camisa frente a la cámara web, sin moverla solo mostrar mis hombros desnudos a ella junto con mi collar; pero llego mi indecisión, el titubeo, ese “no se” “no estoy segura” ¿por qué diablos la duda? ¿Era un límite lo que me estaba pidiendo? Porque ese si…no en mi cabeza, esa falta de decisión, en esos momentos siento que defraudo y es lo menos que quiero hacer y eso me hace sentir más vulnerable, insegura; porque siento que el paso que he dado hacia adelante, hoy lo he dado hacia atrás nuevamente. Mi Ama me pidió tomar una decisión la que fuera, pero tomarla, al final de tanto titubeo fue un NO, y no se porque… Ella lo acepto y su siguiente orden fue reflexionar sobre ello y aquí estoy… reescribiéndome, así llamo a mis estados de reflexión.


No Mi Señora, no me he equivocado; esto quiero y estoy aquí porque quiero estar, fue una decisión mía, libre de entregarme a Usted, solo que hoy no fue mi mejor día y pido que me entienda, se que habrán muchos días iguales, Usted me lo ha dicho hoy, pero quiero dejar de sentirme así, no quiero que mi vulnerabilidad en estos momentos de desanimo, se vuelvan un NO ante una orden suya, no quiero que mi estado de ánimo se torne un límite en mis decisión, cuando en el fondo si se lo que quiero; ahora sé que mi respuesta no era NO, pero termine razonando en la desmoralización que siento y me hace duda, dejándome el sabor que la he defraudado…y sé que así asido.


Este solo ha sido un mal día Mi Señora, pero hasta los malos días tienen una razón de ser, me he dado cuenta que tengo que trabajar en mis estados de ánimos, reponerme de ellos no dejar que sean un límite, no será tarea fácil, pero por lo menos he obtenido una respuesta a mi inseguridad de hoy.

2 comentarios:

Eva dijo...

Bien. Sí, va a haber muchos días iguales, eso tienes que tenerlo claro. Tu vulnerabilidad, ese es el quid de la cuestión. El placer de la entrega, tal como yo lo entiendo, está en la vulnerabilidad, en sentirla, en pensar que todo puede pasar pero en la certeza de que el Ama nunca dejará que nada malo pase, esa mezcla miedo a que pase/seguridad que no pasará es la clave de la confianza entre Ama/sumisa.
Has tenido un mal día, todas lo tenemos.
No pienses que me has defraudado, no lo has hecho. Esto es un camino que a veces va hacia adelante y otras hacia atrás y hay que aprovecharlo todo.
También te lo he dicho en alguna ocasión, en algunas pruebas que te proponga la respuesta correcta no será el Sí, ya sabes que no quiero una loca que diga sí a todo.
He leído tu correo.
Tu nueva amiga también te dice lo que yo te he dicho, lo virtual está bien pero mejor algo real. Esto te puede servir de entrenamiento, pero no es el objetivo final, el objetivo final es que encuentres una Ama real que te pueda dar todo lo que necesitas.
Un beso.

Garinoska dijo...

Si,supongo que toda esa vulnerabilidad se mezclo con mi mal dia. Gracias por la paciencia, por las palabras siempre correctas que de devuelven a la clama.
Tengo la suficiente confianza en ti para saber que nunca habrá nada en lo que me pidas que me causara daño alguno, se que esta experiencia me ayudara mucho en mi camino, y no me arrepiento de que seas tu quien me ayude a recorrerlo, todo lo contrario agradesco por ello. Se que cuando llegue el momento de encontrar un Ama real estare mas preparada.