domingo, 19 de septiembre de 2010

Pinceladas de emociones


Estoy en días en que siento que no puedo andar más, que desciendo, mi cuerpo y mi mente están cada uno por su lado, que todo el horizonte ante mis ojos es gris, el vacío llega silenciando las palabras, los sentimientos, vuelvo a levantar el muro, mi coraza, a ese monólogo interior que dice; y no dice nada. Que no me permite sentir.

Pero cuando pienso en Sus palabras consigo la fuerza, el aliento que necesito para andar, gracias por animarme, apoyarme, por no dejarme arrastrar, sostenerme, gracias por estar; de la manera que estas. Me permito el tutearla porque ese gracias no sólo va dirigido para mi Señora, sino también a la amiga.

Gracias por ese: "Estaré aquí" significa mucho para mí, porque no es sólo una frase al vacío; se y siento que Estás.

3 comentarios:

minerva dijo...

No dejes entonces de pensar en Sus palabras, que hay momentos en los que creemos caer desde un inmenso precipicio pero siempre está Su mano para aferrarte.

Un beso, mis respetos a tu Señora.

alexia {All} dijo...

Cuentas con su apoyo, con sus palabras y con su aliento,así sera mucho mas sencillo salir de tu pequeño laberinto dulce Garinoska, Animo guapísima que todo pasara y volverás a estar radiante...

Besitos de canela desde mi pequeña orilla.

Moroi Sr.O dijo...

La palabra crea lazos tan fuertes cómo la gravedad nos aferra al suelo. Volar en ellas es crear unas alas tan musculosas en la confianza que ninguna tormenta hará derives tu vuelo hacía Ella. Sómos palabra, damos palabra, y en una palabra puede esconderse un universo por descubrir.

Saludos.