viernes, 3 de septiembre de 2010

Sintiéndote

Llegas dominante, despacio te vas dibujando en mis pensamientos, atas mi mente, incitas mis deseos a través el hilo fino del silencio, vas tejiendo el deseo que provocas en la distancia con tu dominio, haciéndome sentir tu posesión sobre mí, humedeciendo mi mente y cuerpo, sumisa bajo tu imagen y palabras; callada, sin tu tacto sobre la piel desnuda, y al mismo tiempo por todo mi ser siendo acariciado intensamente por el tacto de tu dominio y me haces de nuevo tuya.

1 comentario:

Moroi dijo...

vas tejiendo el deseo que provocas en la distancia con tu dominio....

Esto me ha encantado.

Saludos.