domingo, 5 de diciembre de 2010

Lienzo y tinta


Dibújame a Tu placer, en cuero.

Matízame con el morbo de Tus palabras.

Píntame con caricias, sonrisas, dolor, lágrimas, calores, deseos la piel.

Ilumíname con miradas llena de lujuria, en silencio, que no puedo ver.

Detállame el cuerpo con la tinta que Tus manos no alcanzan a tocar.

Escríbeme con palabras que forme el eslabón de la cadena que me ate a Ti, sin miedos.

Escúlpeme bajo Tu dominio, dame vida entre las líneas que me hacen sentir, y ser Tuya.




1 comentario:

Curiyú dijo...

Pintar con lengua, la espalda y más abajo. Puro arte...